La eficiencia de los vídeos para transmitir know-how

marzo 7, 2008

https://i2.wp.com/www.thedvshow.com/images/video_front.jpg
A través de esta entrada de Guy Kawasaki sobre Startcooking (un sitio web en el que se enseña a cocinar a través de recetas en formato vídeo) me animo a escribir una entrada sobre un tema que lleva un tiempo dándome vueltas en la cabeza: la utilización de vídeos para transmitir información acerca de cómo se debe llevar a cabo un determinado trabajo.

Startcooking no es el único sitio en el que se intenta volcar know-how a formato vídeo. La española sclipo aprovecha el crowdsourcing para generar su contenido (vídeos de gente demostrando sus habilidades). Otros jugadores en esta disciplina son SuTree y 5Min (¡Gracias Crunchbase!).

Pero sin duda alguna la que más me ha sorprendido ultimamente ha sido Howcast( uno de los nombres más brillantes que conozco), una start-up fundada por ex-googleros que da a sus vídeos un formato muy parecido al de un procedimiento (usa conceptos como pre-requisitos, pasos, etc…). Podéis ver un ejemplo en este vídeo de cómo hacer networking (podéis ponerlo en práctica en Iniciador, un encuentro mensual de emprendedores en Madrid).

Considero que el formato vídeo es uno de los más eficientes para transmitir información acerca de cómo se debe trabajar (éste es el objetivo de metoCube, nuestro software de documentación de procedimientos). Si una imagen vale más que mil palabras, un vídeo de una persona ejecutando un proceso vale más que un procedimiento de un millón de palabras. Además hoy en día los costes asociados a realizar un vídeo de este tipo son irrisorios.

Llevo tiempo detrás mejorar metoCube incorporando contenidos de vídeo integrados en la aplicación, así que es posible que pronto comente algo en esta línea.

2 comentarios to “La eficiencia de los vídeos para transmitir know-how”


  1. La verdad es que un buen vídeo es una excelente forma de aprender o comprender el funcionamiento de una herramienta o procedimiento. No obstante, creo que en determinadas circunstancias, especialmente para aquellos procesos o herramientas complejas, es necesario complementar el vídeo con documentación escrita como podrían ser fórmulas de detalle o check-lists.

    A mi entender, los vídeos son muy buenos para explicar cómo hacer cosas sencillas o que requieran poco tiempo. Si el vídeo dura más de unos minutos, empieza a perderse su eficacia ya que se olvida de los primeros pasos, siendo necesario soporte por escrito con lista de pasos, etc.

    Por ejemplo, lo veo muy bueno para mostrar cómo hacer una tabla en Word o cómo transferir una llamada en un nuevo sistema telefónico, pero no para explicar cómo hacer un modelo de negocio, por poner un ejemplo.

    En todo caso, creo que su potencia, como indicas, está infrautilizada en muchos websites de servicios de internet.

  2. Lucas Says:

    Alejandro, tienes razón. La información relativa a procesos a veces es fácil de articular y a veces no. En general hay conocimiento que se puede formalizar y conocimiento tácito no articulable (prueba a describir a un niño cómo montar en bicicleta y a ver si no se cae la primera vez). Los procedimientos creativos por ejemplo son difícilmente articulables independientemente del formato que se elija (texto, vídeo, etc…). Escribí sobre esto aquí:

    En referencia a que si el vídeo dura más de unos minutos la gente pierde la atención, seguramente el trabajador tendría que gastar el triple de tiempo si tuviera que leer, y en mi opinión es más fácil que álguien deje de leer que de ver un vídeo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: